In memoriam a mi papá

Gracias por ser mi papá. Este pequeño espacio en la WEB es para que Lety (mi esposa), mi mamá, mi hermana, nuestros amigos y colegas y yo podamos recordarte. A pesar de que muchas personas en mi vida como mi esposa, mi mamá o mi hermana me han ayudado durante mi vida, es gracias a ti que soy un investigador académico y que conozco el mundo de los mercados financieros. Gracias a ti tengo un amor especial por los libros, al conocimiento, a la Historia y al mundo académico.

Me es muy triste que ya no estas físicamente conmigo pero a pesar de que ya no estás en el cuerpo que la Consciencia Suprema (Dios) te dio en Junio 30 de 1958, se que tu Espíritu y Alma están con Ella en el paraíso. Deseo y pido a Dios que nunca regreses a este ciclo samsárico de la vida y que, en lugar de renacer, te quedes con Ella en su compañía. Lo mereces por que has sido un buen hombre con mi esposa, mi mamá, mi hermana, con todos y conmigo.

 

Este sitio es para ti, esperando seguir yo el ejemplo de tu espíritu y fuerza. A pesar de que me bromeabas a cerca de los “machos y la gente alfa” y que sentías que no eras uno de ellos, Tú eres el Más Alfa que conozco por que como la “alfa” en Finanzas (que significa el rendimiento adicional que pagó una inversión por arriba de las demás inversiones en el mercado) tu has dado más amor, más sabiduría, más fuerza y has repartido más bienestar que ningún otro padre “en el mercado”. Eres un “Papá Alfa” y un “Hombre Alfa”. Tu trabajo, Mi esposa, tus amigos y colegas, Mi Mamá, mi hermana y tus parientes cercanos y queridos pueden dar muchas pruebas fehacientes de ello.

 

Por esta razón deseo y espero convertirme en un hombre de familia consumado y en  un investigador consumado y destacado en materia de Finanzas, Mercados financieros y Econometría financiera. No por que mi ego lo pida, sino por que todo el amor, fuerza y conocimiento que me diste es suficiente motivación para crear conocimiento en beneficio de la Ciencia y los Seres Humanos. Tal como me enseñaste. 

Extrañaré platicar contigo y abrazarte. También extrañaré tu consejo, amor y también tu compañía en mis ponencias y conferencias académicas. También extrañaré tu cara de orgullo que vi cuando he recibido premios académicos y profesionales. Te extrañaré, ¡Sí! Pero no te extrañaré aquí y en mi corazón por que todo lo que se es gracias al amor que me diste y por que me mostraste el mundo de los mercados financieros, el amor a los libros y al conocimiento. Todo esto de entre muchas cosas bonitas. 

Este micro sitio es para ti en tu memoria. Esta es la liga del artículo que publicamos juntos hace unos años (Liga al artículo). Yo hubiera querido que publicáramos más y tuviéramos más ratos como este.


 

Tu hijo y tu fan, Oscar.